Turismo Aventura en Argentina

El turismo de aventura, con sus distintas particularidades, tiene día a día más seguidores en todo el mundo.  La  Argentina está floreciendo como un destino favorito para  los amantes de la aventura, que buscan descargar una buena dosis de adrenalina.

Esto no es casual, la gran extensión de nuestro territorio con su  diversa topografía, brinda escenarios múltiples para entregarse a la aventura extrema.  Uno de los beneficios que presenta el turismo aventura en Argentina al contrario de otros países del mundo, es que al contar con gran variedad de escenarios las personas pueden escoger el que se  acomode al grado de dificultad para el que se encuentren preparados. Realizar actividades de turismo aventura significa ser protagonista de un paisaje del que comúnmente sólo somos espectadores.

Opciones de actividades y deportes de turismo aventura

Algunas de las actividades más comunes del  turismo aventura en Argentina son: 4×4 Fourtrax, actividades aéreas y náuticas, buceo, cabalgatas, canopy, esquí, snowboard, montañismo, mountain bike, rafting, trekking, snorkelling, rafting, avistaje de flora y fauna, safaris, parapente, aladeltismo y rapel.

[nggallery id=6]

Todas las provincias argentinas cuentan con escenarios para los deportes extremos, los más interesantes son:

Se practican en el cerro Granito, de 400 metros de altura. Para el rappel se aprovecha una pared vertical de una antigua cantera. El recorrido de 200 metros de la tirolesa cruza sobre el lecho de un arroyo.

Durante el recorrido se ven volcanes, antiguos puestos y capillas, campos de lava volcánica, el Campo de Piedra Pómez y el Salar del Hombre Muerto, se superan los 4 mil metros de altura.

En una camioneta doble cabina o en un camión Unimog, en dos días se transitan, por tierra, 550 km de selvas y bosques, hasta llegar a reservas wichí, toba y criollas. Se aprecian algarrobos, quebrachos, cardones y osos hormigueros.

Buzos profesionales ofrecen cursos teórico-prácticos en Bs. As., y organizan salidas de seis días para hacer seis inmersiones, de 20 minutos a una hora, en Puerto Madryn. La mejor época es desde diciembre a marzo.

Con pilotos profesionales se realizan vuelos de bautismo de 15 minutos desde el cerro Niña Paula -de 300 metros de altura-, a 12 km de Mina Clavero. Otro lugar ideal para esta actividad y el aladeltismo es el cerro Mirador de Cuchi Corral (de 400 metros), 8 km al oeste de La Cumbre.

Yacarés, ciervos, vizcachas, gatos monteses y zorrinos son algunas especies que pueden observarse durante esta caminata de 2 hs., con traslado en 4×4 desde Colonia Carlos Pellegrini y provisión de botas de goma; la salida nocturna se hace en lancha. Llevar repelente, zapatillas de goma y pantalón largo.

Excursión en un jeep descubierto, que avanza a no más de 40 km por hora hasta alejarse 8 km de Colón, cerca del balneario San José. Pasa por una reserva de troncos petrificados, una zona de gemas semipreciosas y canteras abandonadas.

Esta atrayente aventura se realiza en la selva en galería del Bañado La Estrella y en el riacho Monte Lindo, cerca de Clorinda. La navegación se extiende al río Paraguay, en medio de la selva paranaense.

El inusual paisaje de dunas que recubre el cerro Huancar, a 3.800 metros de altura, permite lanzarse sobre tablas desde alturas que orillan los 500 metros y 45° de pendiente. La propuesta incluye una parada en el Trópico de Capricornio y otra en un lago, entre flamencos rosados y llamas. En la zona también hay cabalgatas y trekking.

Desde sus 1.225 metros de altura, el Cerro del Morro -a 15 km de la capital- permite lanzarse en aladelta, con un desnivel de 650 metros. El vuelo de 25′ con instructor permite disfrutar de la vista de la ciudad, quebradas, montañas y arroyos. Otros lugares ideales son el cordón de Famatina y Villa Mazán.

El “paraíso del rafting” es el Cañón del Atuel, donde el río presenta distintos grados de dificultad. Varias  empresas prestan el servicio en San Rafael y en Valle Grande. Proveen chaleco salvavidas, casco y traje de neopreno. La novedad es el gomón individual.

La travesía Iguazú Forest combina ecoturismo con turismo aventura en la selva, a 7 km de Puerto Iguazú. Canoping, caminata y descenso en rappel sobre rocas, en medio de una cascada de 15 m. Incluye traslado en jeep y guía bilingüe. Otras opciones, Paintball, cuatriciclo y 4×4.

Cinco tramos de tirolesa recorren 350 metros entre coihues y una araucaria, más dos bajadas en rappel. Se completa en 2 hs. sobre una ladera, frente al lago Moquehue, a 25 km de Villa Pehuenia. Además, se practica escalada, 4×4, senderismo, cabalgatas, tirolesa y kayak.

Variados circuitos de cabalgatas guiadas. Las más recomendables para principiantes tienen como destino Tres Lagunas y Puesto Cretón; para experimentados, laguna Los Césares, Castillo Rojo y Laguna Azul.

La actividad se realiza desde una rampa metálica, instalada a 40 metros de altura, en el puente del dique Cabra Corral, cerca de Coronel Moldes. El que se anima a dar el salto -dura menos de un minuto- elige si llega o no a tocar el agua; la variante puenting (sostenido por la cintura), es más económica. Para evitar el pánico, se brinda una charla de preparación psicológica. Otras opciones en Cabra Corral: cabalgatas, tirolesa, moto de agua y rappel.

La semidesértica Pampa de El Leoncito -una planicie de tierra agrietada de 12 km de largo por 5 km de ancho- es el escenario indicado para ser impulsados por vientos de 30 a 50 km por hora sobre un carrovela, especie de karting con dos ruedas de auto, una de motoneta y una vela. Los vientos arrecian desde las 6 de la tarde y el mejor horario se extiende unas dos horas, hasta que oscurece. La zona también se presta para las cabalgatas, trekking, escalada, rappel, tirolesa y rafting por el río Calingasta.

Travesías guiadas por el faldeo de la Sierra de Comechingones. La mayor parte de los 18 km ida y vuelta hasta la cascada Escondida -en Pasos Malos- son de ripio. La idea es pasear, para poder apreciar el paisaje, parar y tomar fotos. Se proveen cuatriciclos para una o dos personas, de entre 150 a 500 centímetros cúbicos. Otras opciones de aventura en Merlo: trekking, cabalgatas, parapentismo, excursiones en 4×4, rappel, tirolesa, escalada y mountain bike.

La travesía en canoa recorre en una hora el río Lapataia, desde el lago Roca hasta la desembocadura en el mar, en Bahía Lapataia. Se combina con un trekking de tres horas. La excursión incluye almuerzo y entrada al Parque Nacional. Además, hay otras opciones como navegación de 9 horas en los lagos Escondido y Fagnano; trekking de 6 horas en laguna Esmeralda; avistaje de castores y caminata de 8 horas hasta el glaciar Vinciguerra.

Vuelos biplaza, con instructor desde el cerro San Javier, a 7 km de San Miguel de Tucumán y a 4 km del Cristo. Desde el nivel de despegue, a 1.330 metros de altura, se asciende de 200 a 500 metros. Este paseo muy suave en el aire, sentado en una silla y con las manos libres, permite tomar fotografías y filmar. Los vuelos duran entre 15 y 20 minutos y se hacen todo el año. Las salidas sólo se suspenden en caso de lluvias, que suelen producirse en verano, el mejor momento del día es entre el mediodía y las 5 de la tarde. Esta actividad no requiere entrenamiento previo.

Fuente

Oficina Virtual Hoy ofrece el servicio profesional de Reserva y Contratación de hoteles, pasajes y paquetes turísticos. Solicite presupuesto enviando un mensaje a: contacto arroba oficinavirtualhoy.com

Nilda Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>