Tips para negociar con Egipto

Continuando con nuestra serie de Tips para negociar con distintas culturas, hoy nos abocamos a Egipto.   Este país ha ocupado en el año 2011 el lugar N° 14 en el ranking de los países compradores de productos argentinos. Sus compras ascendieron a U$S/FOB 1.813.567.385. Argentina adquirió productos de procedencia egipcia por un total de U$S/FOB 67.788.557.  Según estos datos suministrados por la Aduana Argentina,  la balanza comercial del año 2011 es netamente favorable para Argentina. Esto nos hace pensar que tenemos un buen campo de acción si queremos colocar nuestros productos. ¿Qué compra Egipto?

Oficina Virtual Hoy, ha elaborado un cuadro con los primeros 20 productos.

Luego de leer esta información posiblemente tenga interés en colocar sus productos en este país.

Oficina Virtual Hoy comparte con Uds. 10 Tips que los ayudarán a concretar sus negocios con éxito. Les adelantamos que superar la burocracia de la Administración egipcia (inspecciones, sellados de documentos, normativas según el organismo con el que se negocie, etc.) es una tarea muy difícil.   Solo es casi imposible, es necesario que un guía lo ayude.

Tips de negociación en Egipto

1.- Para los primeros contactos es aconsejable contratar los servicios de un agente o intermediario (wasta). Si se va a trabajar en distintas ciudades conviene buscar un agente distinto para cada zona. Una vez que se ha contactado con el cliente o el socio, las negociaciones deben llevarse directamente.

2.- Es esencial transmitir confianza. No se entra a negociar hasta que no se ha desarrollado una cierta relación entre las empresas. Contactar con las personas adecuadas es clave para ahorrar tiempo y esfuerzo.

3.- El regateo forma parte de la negociación. Ellos lo practican a diario en los mercados al aire libre (souks). El negociador extranjero que regatea duro, aunque amablemente, es muy respetado. De hecho, no regatear se considera un insulto.

4.- En la tradicional sociedad egipcia, el respeto formal a las jerarquías es imperativo. Los directivos se reservan celosamente toda la responsabilidad, obligando a sus subordinados a mantener una actitud  dependiente. Los empleados mantienen una vinculación muy personal con sus superiores a quienes muestran mayor fidelidad que a la propia organización a la que pertenecen.

5.- En general, el concepto de puntualidad es flexible. A veces los plazos no se cumplen y se confunden los deseos con la realidad. Sin embargo, la mayoría de los empresarios egipcios son profesionales y procuran respetar el tiempo.

6.- Los egipcios tratan de no defraudar y suelen adquirir compromisos, aún a sabiendas de que no podrán cumplir sus promesas. Asimismo, acostumbran a realizar afirmaciones sobre cosas que desconocen. El hombre de negocios extranjero hará bien en verificar los acuerdos y realizar comprobaciones por canales paralelos.

7.- La relativa ausencia de controles y los bajos sueldos de los empleados han contribuido a la instauración de una cultura muy extendida de las comisiones y propinas para facilitar los negocios, o la prestación de servicios. En árabe a la propina se le llama “Baksheesh” y, aunque no es obligatoria, cuentan con ella en muchas ocasiones. No hay una cantidad fija establecida, pero se puede dar una propina de entre 5 y 10 L.E. (dependiendo de la calidad del servicio y la zona) a portadores de equipaje, taxistas, camareros o guardacoches. En los restaurantes una propina del 10% es suficiente.

8.- Entre las costumbres que se recomienda respetar tenemos: aceptar las invitaciones a té o café. Procurar no cruzar las piernas de forma insultante como por ejemplo poner las suelas del zapato en cara del anfitrión.   Aunque  los egipcios  hacen muchos gestos, no debe señalarse con la mano a otra persona. La mano izquierda (se considera la mano sucia en el mundo árabe) no debe usarse para comer, tocar a otros, pasar objetos, servir bebidas, etc. Incluso si se es zurdo, al escribir, conviene pedir disculpas.

9.- Dependiendo del tipo de gente que tenga alrededor,  la relación entre hombres y mujeres puede ser algo delicada. Cuando no esté seguro sobre cómo presentarse a una persona del sexo opuesto, opte por la forma más educada. Un simple “ahlan” puede bastar. Sea amigable, pero tenga en cuenta que en algunos ambientes tradicionales, algunos pueden considerar la simpatía hacia una mujer como una falta de protocolo. Se permite saludar a alguien del mismo sexo con un beso en cada mejilla. Haga esto con personas del sexo opuesto sólo si se trata de un familiar o alguien a quien conoce bien.

10.- Si desea hacer turismo en Egipto, debe vestir de manera apropiada en los ambientes más conservadores. Cuando visite lugares religiosos, como iglesias o mezquitas, se recomienda que su atuendo sea respetuoso. Ropa apropiada incluye prendas que enseñen poca piel; piernas y hombros en particular. No olvide calzado cómodo que pueda quitarse fácilmente. Fuera de entornos religiosos, la gente está habituada a los turistas y no tienen problemas con las distintas prendas.

Nilda Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>