Reglas de etiqueta para vuelos internacionales

Los viajes en avión, en tiempos pasados eran glamorosos, ahora son a prueba de paciencia y resistencia. Nos enfrentamos a la realidad de estrictas medidas de seguridad, retrasos y cancelaciones en los vuelos, nuestro miedo a volar, asientos estrechos y un servicio de comidas reducido o inexistente.   Además, ¿De quién son los reposabrazos del asiento central? ¿Cómo te escapas del locuaz del asiento contiguo al tuyo? ¿Y qué haces con el niño que patea el respaldo de tu asiento?

reglas-etiqueta-en-vuelos-internacionales

¿Cómo soportar todo esto?  Te aconsejo paciencia y sentido del humor.  Aquí van algunos consejos para superar tus viajes con menos estrés y llegar a tu punto de destino relajado y con buen humor.

Para comenzar bien el viaje es primordial llegar con tiempo anticipado al horario de partida del vuelo. Muchos suelen no tenerlo en cuenta, pero aumenta tu nivel de estrés estar corriendo para despachar el equipaje o soportar largas colas,  perderás capacidad de tolerancia y tu nivel de educación se reducirá.

  • Mantén la calma si el auxiliar de vuelo en el momento del embarque  te da malas noticias. Ponerte nervioso no te hará llegar antes, y puedes resultar antipático a la única persona que podría ayudarte.
  • Vístete y prepara tu equipaje pensando en los controles de seguridad para evitar retrasos. Infórmate de los procedimientos actuales y las políticas de tu línea aérea para el equipaje. Aún hay viajeros que colocan botellas de líquidos en su bolso de mano u otros artículos prohibidos, un fastidio para todos los que están detrás en la fila.
  • Usa zapatos fáciles de poner y quitar, y ten a mano los objetos que haya que sacar en el control, como los aparatos portátiles. Esto agiliza la fila en movimiento, lo que a su vez mantiene los ánimos tranquilos. Si eres un viajero experimentado, sé paciente con los principiantes.
  • Ya que no puedes elegir tu entorno, créate uno propio. Lleva un antifaz para dormir y utiliza auriculares para escuchar música o ver películas. Siempre vienen bien los tapones de oídos para bloquear diálogos indeseados. Si tu vecino no deja de hablar, sonríe y dile «Muy buena la conversación pero ahora voy a leer».
  • Viajar es agotador para los adultos, y más aún para los niños. Escuchar sus llantos son situaciones comunes, así que es buena idea llevar tapones. Sin embargo, si un niño da patadas en tu respaldo, está bien pedirles a los padres que le digan que no lo haga. Sonriente y amable les puedes pedir: «Sé que es difícil para los niños, pero ¿le importaría pedirle que no dé patadas en el asiento? Gracias».
  • Leer por encima del hombro de alguien es fastidioso. Evita el impulso llevando libros, revistas o un portátil. Si el pasajero de al lado se fija demasiado en tu pantalla, mírale brevemente a los ojos. Eso hará que tome conciencia y deje de hacerlo.

Nilda Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>