No desatiendas a tus visitantes

Son muchos  los interrogantes que se presentan a los que ya tenéis en marcha un negocio en Internet  y no termináis de estar conformes con los resultados. Haces un repaso de todas las acciones que has llevado a cabo y aparentemente has seguido paso a paso con todo lo necesario para haberlo logrado.

En entradas anteriores he ido marcando los pasos que deberías seguir para lograr un desarrollo exitoso de tu negocio en Internet. En una de ellas mencioné la gran importancia que tiene la creación de un blog, como herramienta para establecer comunicación con los potenciales clientes. Se sobreentiende que esa comunicación debe ser mantenida de manera ininterrumpida y mejorada con el paso del tiempo. De nada te servirá, si en los comienzos  te dedicas a producir material de calidad y al poco tiempo abandonas y bajas ese ratio gracias al cual tus visitantes llegaron a conocer tu producto.

no-desatender-a-tus-visitantes

Fomenta el diálogo con tus visitantes

De la misma manera, debes mantener tan activo como en los comienzos,  el diálogo entablado con tus seguidores. Si el tráfico en tu blog ha crecido, no es excusa para disminuir la dedicación en resolver sus dudas e interrogantes. El método que has utilizado al presentar tu producto, lo debes mantener y como ya mencioné,  mejorar.

Si tu visitante no sigue recibiendo la acogida cordial y generosa de los inicios, cuenta con que se irá a buscar un mejor servicio a otra parte. A él no trates de pedirle comprensión explicándole que antes, en tus comienzos, eran pocos los que te visitaban, y ahora son muchos más y tú no das abasto!!!

Todas estas situaciones que te comento son reales, las he escuchado muchas veces, tanto en ocasiones personales, cuando alguien busca asesoramiento, como así también, al leer artículos en la Red sobre opiniones directas de clientes decepcionados, o sin ir más lejos, observando la calidad del material ofrecido, a través del tiempo,  en  varios sitios web.

Me centraré en la actividad específica del blog, porque es el lugar en el que se inicia el primer contacto y seguirá siéndolo en el futuro, mientras dure nuestro negocio.

Con la intención de que puedas mejorar y activar la relación con tus seguidores, y de esta manera lograr convertirlos en tus clientes, porque de eso se trata, te recordaré ciertos detalles que no debes descuidar.

Como  habrás habilitado un espacio para dejar los comentarios, lo más probable es que, al finalizar cada uno de los posts que publicas en tu blog, lo hagas con una pregunta para dar lugar a un posible diálogo con tus visitantes. Ante esto, debes proceder con disciplina, manteniendo la frecuencia de dedicación a esta tarea, o sea:

  • Contesta a todas las personas que dejen sus comentarios y consultas  en tu post, aunque sólo sea para agradecer.
  • No demores tu respuesta más allá de 24 hs de publicado el post. De no ser así, la réplica perderá vigencia, y además, si publicas con cierta regularidad, correrás el riesgo de que se superponga con las preguntas de la siguiente entrada.
  • Publica siempre con la misma frecuencia. No caigas en el error de “apabullar” con material en los comienzos, y a medida que aumentan los visitantes decidir espaciar las publicaciones.  Recuerda que al lector no sólo hay que “atraparlo” sino que además hay que mantenerlo y mimarlo.

Imagino la primera pregunta que estás pensando hacerme: ¿Cómo hago para contestar a todos los comentarios que me dejan en cada entrada, pues ya no son pocos como en el inicio y no me da el tiempo? Mira, si ya ha pasado un tiempo y has logrado aumentar la cantidad de visitantes, ¿no te parecería una buena idea contar con un persona que te ayude en esta tarea? ¿O crees que es el lector el que tiene que disculparte a ti y atenderse él mismo? Cuando nuestro negocio se estanca, es el momento de pensar en qué hacer para que siga creciendo, y qué mejor que invertir parte de los beneficios en la mejora de la captación de la atención de nuestros potenciales clientes.

Me gustaría aclarar, que estas reflexiones son también válidas para aquellas personas que tienen un blog  y  dicen no vender ningún producto. Pues están equivocadas, el producto que venden es su propia persona. Cuando decidieron publicar su blog lo hicieron con la intención de tener lectores, seguidores o lo que es lo mismo, consumidores de sus artículos. Y también, estas personas cometen el error de no dar el mismo servicio que daban en sus inicios.  A pesar de adoptar la costumbre de terminar cada entrada con una pregunta para generar participación de sus lectores, dado que ese tráfico les significará ingresos por los programas de afiliados y anunciantes en Internet que figuran en su blog, ya no contestan a todas  las consultas o comentarios. Muchas veces se limitan a dar respuesta a los que muestran afinidad con su parecer. No sólo se excusan diciendo que no les alcanza el tiempo,  sino que “graciosamente” nos advierten que ellos son así, pero que no debemos imitarlos. Eso sí, en cada post que publican, nos dan consejos de cómo debemos manejar nuestro negocio y cuáles son las normas a seguir en el trato con nuestros potenciales clientes.

Si la manera de complacer a tus visitantes es invitándolos a participar en cada una de tus entradas, dales la satisfacción de contestarles a todos y cada uno de ellos. Si no tienes tiempo de hacerlo tú mismo, es ya hora de que busques a alguien con la capacitación necesaria para que te ayude en esta tarea. Si no cuentas con presupuesto para hacerlo, ¿no te parece más honesto deshabilitar los comentarios que dejarlos esperando a que algún día les respondas?

Oficina Virtual Hoy tiene un equipo de trabajo que te ayudará a desarrollar con éxito tu negocio en Internet.  Contáctalo a través del siguiente formulario.

Susana Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.


2 comentarios sobre No desatiendas a tus visitantes

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>