¡Libérate de la Procrastinación!


El trabajar de forma autónoma tiene muchas ventajas, como ya lo he mencionado en numerosas oportunidades. Y por supuesto, como en el resto de las actividades que desempeñamos en nuestra vida, además posee desventajas, también analizadas con anterioridad.

liberate-de-la-procrastinacion

A pesar de ello, quisiera retomar el tema de las desventajas. Mejor dicho, el de una de ellas en particular, que he observado se está convirtiendo en “la bestia negra” de muchos de los trabajadores independientes. Me refiero a la Procrastinación, que no es ni más ni menos que el acto de demorar la realización de ciertas tareas ya sea por pereza o porque nos resulta molesto llevarlas a cabo. Nuestra mente se las arregla para elaborar teorías y razonamientos complejos y convincentes para hallar la justificación al no hacer una cosa justo en ese momento que debíamos hacerla. La Procrastinación no se produce por un cambio de prioridades o algún imprevisto, no, sólo la motiva el hecho de que “no nos gusta hacer esa tarea ahora”. Y así es como los tiempos fijados a ese proyecto comienzan a demorarse, y nuestra credibilidad como profesionales a decaer.

En algún momento, todos la hemos padecido. Debes estar atento y no subestimar su poder destructivo, ni bien se asome, debes combatirla. Evita que el malestar no se convierta en enfermedad.

A continuación, algunas sugerencias para luchar y vencer a la antipática Procrastinación.

  • La dilación es peor: la peor decisión que puedes tomar es el retraso. Lo más probable es que harás lo mismo mañana y pasado, y así el problema irá tomando más tamaño. No debes permitir que un capricho arruine la cadena de tu productividad.
  • ¡Hazlo ahora!: al más mínimo atisbo de rodeos, imponte como norma pegarte un grito como lo haces con los demás, a pleno pulmón ¡A ello! ¡Hazlo ahora!, acorrálate y no te permitas salirte con la tuya, demuestra que el que manda eres tú y no la pereza.
  • Corta cualquier distracción: no permitas que nada interfiera en tu lucha interior. Desconecta todos los posibles medios por los cuales puedan hacerte desistir de tu decisión. Fuera correo, Twitter, Facebook, etc, etc. El más mínimo comentario desde afuera te descentrará y olvidarás el propósito.
  • Impide la destrucción de tu Organización y Productividad: piensa en todo lo que te has esforzado para hacer realidad tu proyecto. Has invertido en formación, en elementos que facilitarán tu trabajo diario, y por un capricho o lo que es peor, dejarte vencer por la desidia, malogras tantas cosas por las que has trabajado tan duro.
  • No pretendas la perfección a la primera: cuando se trate de una tarea compleja, empieza a escribir lo que te salga y una vez terminado el texto, irás haciendo las mejoras y  modificaciones necesarias. No pretendas hacer todo al mismo tiempo. Deja para lo último los pequeños detalles que son los que complican la tarea.

  • Descarta los demás pensamientos: elimina de tu cabeza todas las demás cosas que tienes que hacer ese día, de esa manera descartarás la tentación de procrastinar. Sólo piensa y ten en cuenta esa tarea, la que tienes que hacer ahora, y que la harás en ese momento justo que habías planificado
  • Evita el estrés y la frustración: la Procrastinación genera frustración, estrés y un sentimiento de culpa que te recuerda de manera permanente que estás fallando. No creo que ese sea el sentimiento que te guste sentir día tras día.
  • Regocíjate con el triunfo: piensa en cómo te sentirás cuando finalices  esa tarea que tanto postergabas. Volverás a sentirte útil, productivo y triunfador. Estos sentimientos bien valen el esfuerzo, porque entre otras cosas, te ayudarán en tu crecimiento profesional y personal.

Este ha sido mi pequeño aporte. No te des por vencido y sigue intentándolo. Prueba con los hábitos que mejor te funcionen. A veces, con un sencillo pensamiento lo lograrás, otras tendrás que recurrir a tres o cuatro de los puntos que he compartido contigo.

Susana Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.

 

 

7 comentarios sobre ¡Libérate de la Procrastinación!

  • Muy buena publicación Susana. El punto número cinco es el que me da un poco de “lata” como decimos en México.

    El querer entregar “perfecto”, sin duda lleva más tiempo que podría uno aprovechar para realizar más actividades o trabajar en otros proyectos.
    Es posible que puedas realizar algo muy bueno sin llegar a pensar que tiene que ser perfecto.

    Muy buenos tips sin duda para evitar la procrastinación!
    Un beso desde México.
    Edna Campos

  • Susana I. Fernández Capittini

    Hola Edna!!!! Gracias por dejar tu comentario. En cuento a lo que dices, sí, es difícil cambiar ya aspectos de nuestra personalidad y más si somos perfeccionistas, aunque de ello se benefician nuestros clientes, no te parece??? Un beso enorme.Susana

  • Hermi

    Muy muy interesante! Gracias Edna.

  • Hermi

    Gracias Susana!! Excelente!

  • Maureen Hernandez

    Gracias Susana por la informacion, pues yo puedo pecar de procastinar cuando pretendo hacer varias cosas a la vez. Muy interesante.

    Un abrazo.

  • Susana I. Fernández Capittini

    Herni,

    Gracias por dejar tu comentario.
    Un saludo,
    Susana

  • Susana I. Fernández Capittini

    Qué tal Maureen,

    Agradecida por tu participación, y sí, a todos nos pasa lo que tú comentas, el mejor ejercicio es plantarle cara a esta peligrosa actitud para nuestro trabajo, y cuando digo plantarle cara, es que se trata de un ejercicio diario, no creer que no nos vencerá. Lo mejor cuando tengas muchas tareas por hacer, encabeza la lista con la más difícil y luego las demás, pero hasta que no hayas terminado la primera , no pases a la segunda, ya verás como cambiarás el chip enseguida.

    Suerte con el “experimento”. Un abrazo,
    Susana

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>