Las satisfacciones de la atención bien orientada


Son innumerables los estímulos que recibimos con el fin de  llevarnos hacia diferentes experiencias. Con tan sólo acertar con la orientación que nos marca nuestra atención, nuestra vida puede tomar caminos muy diferentes.

reclamar-atencion

Concentremos la atención en la solución de los problemas

Para ello, nada mejor que desatender los pensamientos negativos. Si prestamos atención a muchas situaciones pasadas, comprobaremos que nos hemos pasado protestando y preocupándonos por muchas cosas que finalmente ni siquiera llegaron a suceder. Centrémonos en los pensamientos positivos e ignoremos a todos aquellos que puedan llegar a oscurecer nuestro humor.

Pongamos atención a  los momentos positivos, aunque parezcan tonterías. En las pequeñas cosas del día a día es donde más placer encontraremos. Muchas veces nos comenzamos a distraer por la tendencia inconsciente hacia lo negativo. Ese es el momento de no dejarse llevar por la costumbre, e insistir en generar pensamientos positivos. La repetición de este ejercicio nos ayudará a desterrar la negatividad.

Concentremos la atención en la solución de los problemas. Ante la presencia de un problema, tenemos tendencia a preocuparnos en saber cómo ha podido sucedernos algo así,  en lugar de centrar todo nuestro esfuerzo en buscar una  solución. No debemos enfocar nuestra atención en el conflicto, sino en la solución. Un pequeño contratiempo puede consumir nuestra energía en darle vueltas y vueltas, pero no en resolverlo, y es en eso en lo que tenemos que ocuparnos.

Existe, además, otra forma de saber prestar atención, y en este caso me refiero a la de preocuparnos por las personas que nos interesan. Saber escucharlos y dedicarles momentos de calidad.

Y por último, tenemos que saber reclamar la atención de los demás cuando la necesitamos. No demos lugar a malentendidos y enojos, muchas veces creemos que los demás se darán cuenta de que los necesitamos, pero no suele suceder siempre. Por lo tanto, hagámosle saber a esa persona que queremos que nos escuche y nos dedique un poco de tiempo.

Tenemos infinidad de aspiraciones, pero si lo que pretendemos es que todo ello se lleve a cabo en un entorno de equilibrio y bienestar, deberíamos optar por la atención activa e intencionada hacia lo positivo.

Susana Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>