Las normas para todos

Es mucho lo que se escribe sobre cómo cuidar a los potenciales clientes, cómo mimarlos para no perderlos e infinitos consejos siempre dirigidos al buen trato hacia ellos y persiguiendo el objetivo de convertirlos en nuestros clientes. Me incluyo en esto, pues son muchas las entradas en que me he referido  a este tema, pero, he caído en la cuenta de que me he olvidado de un aspecto  que también corresponde al potencial cliente.

atraer-clientes

Las normas para todos

Nunca mejor dicho, pues si bien el potencial cliente se merece y requiere toda nuestra atención y cuidado, por nuestra parte, también merecemos ser retribuidos, ¿vosotros qué  pensáis?

Cuando menciono “por nuestra parte”, me refiero a todos los que  hemos creado una startup, y luchamos por  salir adelante aportando nuestro mejor servicio a nuestros potenciales clientes.

Esta tarea resulta aún más difícil cuando hablamos de startups o emprendimientos no presenciales,  al ser nuestro ámbito virtual y no existir el contacto cara a cara, con nuestro “público objetivo”.

En tanto que aportadores de servicios, nuestra preocupación es permanente, y con ese fin ofrecemos información actual y de calidad, así como, respuesta inmediata a las dudas y consultas de todos nuestros usuariostomando en cuenta que la falta del contacto físico requiere de un servicio que aporte calidez adicional.

El potencial cliente debería actuar con reciprocidad hacia su posible proveedor de servicios, respetando las mínimas normas del mundo de los negocios. Estas normas no cambian, son las mismas para el trato presencial como virtual.

Es muy frecuente, que se reciban pedidos de presupuesto, los cuales son enviados a la brevedad. Pero jamás se recibe un acuse de recibo. Pasan los días, las semanas, los meses……. ¿Qué habrá sucedido con ese potencial cliente que parecía tener tanta prisa? Sugerencia: un e-mail agradeciendo el presupuesto y que ya será estudiado. ¿Por qué optar por quedar tan mal? ¿Porque nadie nos conoce? ¿Haríamos lo mismo si fuéramos a una empresa en persona?

Por un lado, esta actitud demuestra una falta total de respeto hacia el trabajo realizado con dedicación por un grupo de personas,  y por otro, estas actitudes hacen que muchos desconfíen de las personas que trabajan de manera virtual.

En resumen, en todos los aspectos de la vida el respeto debe ser mutuo.

“El inmenso desierto no sería nada sin cada granito de arena” (Rafael Gonzalo Verdugo)

Oficina Virtual Hoy tiene un equipo de trabajo que te ayudará a desarrollar con éxito tu negocio en Internet.  Contáctalo a través del siguiente formulario

Susana Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.

 

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>