Fomentar el espíritu emprendedor en nuestros hijos

Una vez más me encuentro dando vueltas al tema del emprendimiento. Esta mañana estuve pensando en mi padre, recordando anécdotas suyas, esas cosas que me permiten mantener su recuerdo muy cercano.  Y de mi padre, luego salté a mis abuelos, para finalmente terminar con el pensamiento  en el tema del momento, no sólo mío, sino de todos: los emprendedores.

Varios son los artículos que he escrito sobre este tema, el último lo publiqué hace un mes, y si hoy retomo esta temática es porque los recuerdos familiares de esta mañana me han abierto un panorama aún más claro sobre el asunto.

fomentar-espiritu-emprendedor-en-los-chicos

Fomentar el espíritu emprendedor en nuestros hijos

En mi último artículo, realicé una especie de llamado a la toma de conciencia por parte del sector educativo, para que la enseñanza se encamine a dar más herramientas para despertar el espíritu creativo de niños y jóvenes.

Sin embargo, estoy absolutamente convencida que esta labor resulta más fructífera  si se comienza desde nuestros primeros meses de vida. O sea, que la tarea comienza en nuestro entorno familiar.

Y ahora retomo mis recuerdos familiares. Tuve la suerte de tener abuelos emprendedores, todos se lanzaron a los trabajos independientes. Podéis imaginaros que en aquella época no existían grandes capitales ni ayudas para comenzar un proyecto. Tenían mentes inquietas, una gran confianza en ellos mismos, pasión por lo que querían plasmar y la perseverancia no daba cabida al fracaso. No sólo se conformaron con ser ellos los que sentían esta fuerza, sino que hicieron todo lo posible por transmitirla a sus hijos. Desde niños, tanto mi padre como sus hermanos, vivieron en aquel entorno inquieto y de oportunidad, en el cual despertó la creatividad que con los años fueron desarrollando.

Mis abuelos permitían a sus hijos intervenir en algunas tareas, no abusaron de la sobreprotección que anula las ideas de los niños,  si por algo se destacan los niños es por su gran imaginación. A medida que crecían, fomentaban en ellos la puesta en práctica de alguna acción para la cual tenían inclinación natural. Les marcaban metas y recuerdo que si las alcanzaban recibían un premio. “Nada de dinero por supuesto, decía mi padre, generalmente era un paseo que disfrutábamos todos los hermanos en conjunto”.

Tanto mi hermana como yo, crecimos en el mismo sistema de educación familiar. Quizá os parecerá una tontería, pero mi hermana con 9 años, cuando comenzaba la primavera y en conjunto con una amiga, muy temprano elaboraban una limonada que luego ponían en jarras, sacaban unas mesillas a la vereda, apoyaban allí las jarras y vendían a los que pasaban. Ganaban centavos, que se repartían entre ellas dos y de allí a la hucha, lo cual en el caso de mi hermana se transformaba en el regalo para el día de la madre.

En mi caso, siempre me atrajo el tema de las artesanías, una de ellas era tejer en telar, hice varios tapices, telas y fajas, las llevaba a una feria de artesanos para mostrarlas y venderlas.

En esas oportunidades, tanto mi hermana como yo sentíamos satisfacción por nuestros logros, porque la magia de la creatividad seguía latente en nuestra sangre, sin la educación y constancia de nuestros padres quizá esto hubiera quedado a mitad de camino.

Ahora, con más años, se terminaron las limonadas y las artesanías, pero sigue vivo el espíritu emprendedor. Hemos llevado a la práctica todo el entrenamiento que recibimos de nuestros padres, el espíritu creativo sigue fuerte, vivo y en aumento y producto de ello es nuestro mejor logro: Oficina Virtual Hoy.

¡Ayudad a vuestros hijos a buscar su independencia, para ello debéis observarlos desde niños, todos traemos una vocación, no la dejéis pasar!

Si te interesa recibir información sobre temas referentes a emprendimiento, completa con tus datos el formulario de contacto.

Susana Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>