El chico genio

El protagonista de hoy, según la revista People, es para el mundo del software, lo que Thomas Edison fue para la industria eléctrica: “en parte innovador, empresario, vendedor y genio de tiempo completo”.

Bill Gates fundador de Microsoft, se implicó con las computadoras y los negocios cuando cursaba el séptimo grado en la escuela privada de élite “Lakeside” , en la ciudad de Seattle.  Durante ese verano ganó más de 4.000 dólares programando los horarios para su escuela en una computadora de tiempo compartido.

bill-gates-en-microsoft

El chico genio

En esta escuela conoció a Paul Allen , decidieron trabajar juntos y  a principios de 1970 fundaron una pequeña empresa llamada Traf-O-Data usando un nuevo microprocesador Intel 8008, con el cual se analizaba el sistema de tráfico en Seattle.  La compañía obtuvo ganancias de 20 mil dólares en el primer año: Bill Gates tenía 15 Años de edad.

A los 17 años Bill pidió permiso para ausentarse de la escuela. Él y  Allen fueron contratados por la TRW para desarrollar software con un sueldo de 30 mil dólares. Más tarde, en el año 1976 dejó sus estudios en Harvard para fundar Microsoft.  Posiblemente regrese a Harvard algún día, pero en calidad de profesor.

Cuando en 1986, Microsoft salió a la Bolsa, las acciones se cotizaron tan altas que Bill Gates se convirtió en el hombre más rico de Estados Unidos. Desde entonces, el negocio no ha cesado de crecer obteniendo un virtual monopolio del mercado del software mundial.

Bill Gates posee una enorme fortuna y ahora exhibe nuevamente el título del hombre más rico del mundo.  Es una realidad, que dedica mucho dinero a la fundación benéfica que tiene junto con su esposa Melinda.  Desde 2007, año en que perdió el primer lugar en el ranking de grandes fortunas, él y su esposa han donado cerca de 28 mil millones de dólares a causas benéficas. La pareja ha anunciado en varias ocasiones, que sus planes en el futuro son donar el 95% de su fortuna.

Admirado, perseguido, criticado y pirateado como ningún hombre de empresa en la historia de la humanidad, la revista Fortune dijo de él: “Se le puede amar u odiar, pero no se le puede ignorar”. A pesar de todo, en una entrevista para los archivos del Museo de Historia de EE UU, Gates resumió su estado de ánimo de esta forma: “En todos estos años mi trabajo ha sido lo más divertido que podía imaginar”.

Nilda Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>