De vendedor de bicicletas a manufacturero automotriz


Hoy comparto con ustedes la historia de vida de un emprendedor, gracias a la pasión que sentía por su trabajo nunca bajó los brazos a pesar de las dificultades que se presentaron en su camino.  Estoy haciendo referencia a Soichiro Honda el fundador de la multinacional Honda Motors.

soichiro-honda-historia-de-un-emprendedor

Soichiro Honda nació en un pequeño pueblo Hamamatsu, en la provincia de Shizuoka (Japón) un 17 de Noviembre del año 1906, en el seno de una humilde familia.  Su padre era propietario de un taller de reparación de bicicletas. Desde temprana edad se apasionó por los artefactos mecánicos. Tal vez el taller de reparación de bicicletas de su padre fuera su primera inspiración.  En esa época solía pedirle a su abuelo que lo llevara a ver una máquina que descascaraba arroz en una granja vecina. Al respecto ha comentado: “Amaba el olor del combustible, que apestaba, el ruido que hacía, las nubes de humo que lanzaba, y me pasaba horas agachado observando la máquina mientras mi abuelo me apresuraba a volver a casa”.

A los 15 años se mudó a Tokio para trabajar en la automotriz Hart Shokai. Lentamente, fue conociendo el negocio hasta que a los 21 años, ya convertido en un experto mecánico, le ofrecieron ser jefe de una sucursal en su pueblo natal.  Pero, enseguida se independizó y montó una fábrica de pistones que pronto fracasó.  Sin embargo, lejos de acobardarse, Soichiro comprendió que su problema era la falta de capacitación y se inscribió en la Escuela de Ingeniería de Hamamatsu.  Tras un par de años de estudios, regresó al ruedo y su fábrica de pistones comenzó a prosperar. Pero la suerte todavía no lo ayudaba. A fines de la Segunda Guerra Mundial  perdió todo en un Japón devastado por las bombas norteamericanas. Sin embargo, en lo que parecía un terrible golpe adverso, él encontró la gran oportunidad.

En 1948, con su socio Takeo Fujisawa, fundó la Honda Motor Company para fabricar motocicletas. La idea consistía en incorporar motores a las bicicletas. El primer motor, demasiado pesado, fracasó estrepitosamente y Honda quedó otra vez en bancarrota. Pero no abandonó su sueño sino que fabricó un nuevo motor más liviano, rápido y silencioso. Las ventas se dispararon. Pronto, la producción de la compañía alcanzó las 9.000 unidades mensuales. Honda creció, instaló nuevas fábricas y expandió su producción a 25.000 unidades por mes. El relato de aquellos memorables días también está presente en sus memorias: “Cuando empecé a fabricar motos, los profetas de los malos augurios, a veces mis mejores amigos, venían a desalentarme. ‘Mejor sería que compraras un taller mecánico. Harías mucho dinero. Hay muchos vehículos que reparar en este país’. Yo no los escuché y, pese a sus opiniones pesimistas, el 24 de septiembre de 1948 creé la compañía Honda Motor, que hoy brilla en todo el mundo”.

A principios de 1960, Soichiro amplió sus actividades industriales dedicándose de lleno a la industria automovilística. Se fijó como meta ganar alguna carrera de Fórmula 1 con un vehículo de su fabricación, lo cual logró en 1965.

El imperio Honda caminaba con paso firme gracias a la obsesión de su fundador por innovar constantemente, más allá de la comercialización, que nunca fue el punto fuerte de Soichiro. En los 70 le tocó el turno a los automóviles, que Honda había comenzado a fabricar en 1963. En 1972 la compañía produjo su primer Civic y cuatro años más tarde el modelo Accord, justo cuando Honda ya había vendido un millón de unidades del Civic.

Soichiro Honda cedió la presidencia de la firma a Kiyoshi Kawashima en 1973, y se centró desde entonces en la Fundación Honda, creada en 1977, y en el Instituto de Investigación Honda, que había fundado en 1960. Su trayectoria se vio reconocida con innumerables galardones; en 1989 ingresó en el Salón de la Fama del Automóvil, y en 1990 le fue concedida la medalla de oro de la Federación Automovilística por sus contribuciones al desarrollo de la Fórmula 1.

Soichiro Honda falleció el 5 de agosto de 1991. Su legado es una de las automotrices líderes a nivel mundial  y su filosofía empresarial para alcanzar el éxito en los negocios se resume en estos cinco puntos:

1) Actuar siempre con ambición y juventud.

2) Respetar las teorías sanas, encontrar las ideas nuevas y emplear nuestro tiempo para el mejor rendimiento.

3) Encontrar placer en nuestro trabajo y hacerlo en condiciones agradables.

4) Buscar constantemente una cadencia armoniosa del trabajo.

5) Tener siempre presente el valor de la investigación y el esfuerzo.

Nilda Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.


1 comentario sobre De vendedor de bicicletas a manufacturero automotriz

  • JOSE PLUTALCO LOPEZ BRACAMONTE

    muy bien me parese perfecto el compartir estas biofrafias de personas que alludaron a transformar el mundo para bien de la humanidad. haciendo obras y fundaciones que aun siguen apoyando a las personas que que quieren superarse. es de reconocer ese legado que dejo para el publico en general mis mas humildes respetos y un legado a seguir y tratar de superar. my mas humilde opinion

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>