Consolidación laboral y familiar

mujer-y-teletrabajoCon el comienzo de la crisis económica mundial una enorme cantidad de mujeres han tenido que abandonar las labores del hogar para buscar empleo, siendo fundamental su papel para proteger la economía doméstica sacudida por la recesión.

Como producto de esto, la principal institución afectada ha sido la familia.  En su concepción tradicional,  la mujer es la que lleva la carga principal de cuidado, atención y seguimiento de la educación de los hijos. Este alejamiento, ha descuidado la calidad y cantidad de tiempo que la mujer dedica a esta labor, pasando esta responsabilidad a otras personas y a los educadores de las instituciones a las que concurren los pequeños.

Otras personas perjudicadas dentro de la familia son los ancianos y enfermos, que dependen por completo de los cuidados de estas mujeres.

Aquí es en donde se comienza a sentir la falta de las mejoras laborales para que las mujeres puedan conciliar las responsabilidades familiares con las laborales. Además, de terminar con las barreras que existen para que ellas accedan a puestos de mayor responsabilidad en todos los ámbitos de la sociedad.

Los  países escandinavos cuentan con leyes muy avanzadas en esta materia que  protegen a la familia y facilitan el tiempo para el cuidado y educación de los hijos así como de los mayores. En cuanto a los países de Europa, la mejor situación la encontramos en países como Alemania, Suiza y Países Bajos, siguiendo a estos Francia y por último España en donde la implantación del teletrabajo es más lenta debido a que la cultura presencial laboral está muy arraigada. El país líder en esta modalidad  es EE.UU., y Canadá cuenta con una gran participación. En los países de Latinoamérica se ha avanzado mucho en esta materia.

En todos los casos el avance fundamental que se debe producir es en lo referente a la mujer. Los países escandinavos han logrado  la participación de la mujer en el teletrabajo debido a que es una cultura que respeta el tiempo y su uso eficiente, y de esta manera han logrado una mayor productividad.

La asistencia virtual es una modalidad en crecimiento y que permite a la mujer incorporarse al trabajo sin descuidar su familia. Ya sea incorporándose al teletrabajo dependiendo de una empresa así como emprender un proyecto independiente manejado desde su hogar.

Ha llegado el momento de insistir en este avance hacia lograr la incorporación de la mujer  en el teletrabajo en nuestra sociedad, principalmente pues nuestra principal y querida institución que es la familia sería una de las primeras en beneficiarse.

Susana Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

 

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>