Compañías virtuales

empresas virtualesNos hemos referido ya en muchas ocasiones al cambio que se está produciendo en la modalidad laboral mundial actual. También hemos mencionado que este cambio es la consecuencia inmediata y lógica frente al gran desarrollo de las tecnologías, las comunicaciones, las redes sociales y por otro lado la economía mundial que impone una reducción urgente de costes a las empresas para asegurar su permanencia en el mercado, este conjunto de cambios nos está exigiendo un cambio cultural respecto al concepto que se tenía de las empresas tal y como las hemos concebido hasta hace muy poco.

En el presente comienza a desdibujarse la noción de empresa como una organización jerárquica estructurada. La compañía, en el pasado, parecía una portentosa estructura de clases. En este momento esa estructura ha comenzado a dividirse en segmentos más pequeños, o lo que conocemos como unidades independientes de negocios. Por otro lado, las actuales teorías de organización tienden hacia que sólo un núcleo de actividades debe permanecer dentro de un centro corporativo reducido y que el resto debe descentralizarse o realizarse a través de alianzas.

Tomando en cuenta todas estas nuevas tendencias es como han surgido las nuevas empresas llamadas Compañías virtuales, o empresas en red, no ligadas a un espacio físico, sino conformadas por una red de relaciones telemáticas.

La Compañía virtual está formada por una red temporal de socios de negocios independientes, clientes, proveedores e incluso antiguos competidores. Estos están conectados por tecnología informática lo cual  les permite compartir recursos administrativos, experiencia en investigación y desarrollo, mercados  y costos.

Todos los cambios que hemos mencionado, favorecen y afianzan aún más la filosofía de la oficina y compañía virtual. Los cambios más significativos a raíz de la evolución de la organización y en los  negocios, se están produciendo en la industria de la manufactura, en los servicios, mercadeo y finanzas.

Los invito a hacer un rápido recorrido por algunas de las características clave  de las Compañías virtuales:

  • Excelencia. Otorgan la posibilidad de conformar una organización que sea lo mejor en todo, dado que cada socio aporta su pericia y todas las funciones y procesos lograrían ser de nivel mundial, algo no tan factible para una sola empresa.
  • Confianza. Dado que el destino de cada socio depende del otro se genera un sentido de objetivo conjunto, exigiendo un nivel de confianza mucho más alto.
  • Sentido de la oportunidad. La colaboración se efectúa para aprovechar una oportunidad específica que ofrece el mercado, disolviéndose por lo general al finalizar esta necesidad.
  • Tecnología. Las compañías y los empresarios podrán reunirse y trabajar como uno solo sin importar su ubicación geográfica debido a las ventajas de las tecnologías de informática y telecomunicaciones.
  • Ausencia de fronteras. Se redefinen las tradicionales fronteras de las empresas. Se hace más difícil determinar dónde empieza y termina cada uno debido a la mayor cooperación entre  competidores, proveedores y clientes.

Existen además otras características que se sobrentienden, como: descentralización de decisiones; flexibilidad de estructura; concentración en una actividad muy especializada; alta dispersión de empleados y recursos y un fuerte nivel de subcontratación (Outsourcing).

La flexibilidad y agilidad con que cuenta una Compañía virtual le otorgan grandes ventajas competitivas en el mundo actual, dotándola de una gran capacidad para capturar mercados emergentes, con un desarrollo muy rápido y que requieren de un contenido tecnológico muy elevado. Entre otros podemos mencionar el dedicado a la gestión y elaboración de información, más explícitamente la consultoría.

Susana Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

 

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>