Apuesta por la autenticidad y la modestia para llegar al cliente

Creo que a todos, en algún momento  y en especial en lo referente a poner en marcha un negocio, se nos ha ocurrido pensar cómo haremos para abrirnos camino ante tantos desafíos como se nos cruzan en estos días. El principal de ellos, la competencia, elijas el nicho que elijas, tendrás que luchar para alcanzar el objetivo.

competir-con-autenticidad

Perseverancia y lucha sostenida para llegar al cliente

Se ha hablado mucho de determinados componentes para lograrlo: definir bien el nicho, ponerle pasión, capacitarse adecuadamente, no abandonar al primer escollo y adelante ¡Perseverancia y lucha sostenida!

El mayor obstáculo con el que nos encontramos, es que en los comienzos nos sentimos pequeños ante empresas que ya llevan años haciendo su negocio, y cuya estructura y capacidad de acción nos supera con holgura.

Ante este desafío, evitar simular ser lo que no se es. Te lo explico con más detalle. Muchos autónomos, al lanzar su negocio, tratan de publicitarlo como si fuera una empresa de mayor dimensión, y hasta los hay que intentan presentarlo como si fuera una multinacional.

Muchas veces, al visitar un sitio web nos encontramos con imágenes de edificios inteligentes,  con directivos de trajes impecables y rodeados de numerosas asistentes dispuestas a cumplir con alegría sus tareas. Sin embargo, por otro lado, los  textos tienen tantas faltas de ortografía como de sintaxis, además de abusar de expresiones exageradas que presentan a la empresa como si se tratara del “actor principal”.

Evitemos caer en este error. Para ello debemos ser conscientes de que la autenticidad aporta muchas más ventajas que la pretensión. Un cliente prefiere, a menudo,  trabajar con un ser humano real y cercano a sus preocupaciones.

Por otro lado, cuando estamos convencidos de nuestro propio valor, no necesitamos rebajar a los que nos rodean para sentirnos reconocidos, ni tampoco tratamos de luchar para  mostrar superioridad. Pero,  lo más importante a tener en cuenta es que, la persona que tenemos frente a nosotros, ya sea un cliente potencial o no, se dará cuenta rápidamente de la diferencia entre el valor real y el artificial.

Sí, se puede competir con las grandes empresas trabajando desde casa. La condición para llegar a ello, está en no jugar en el mismo “campo”, asumir la diferencia, reclamarla y hacer de ella una fuerza innovadora y competitiva.

Apostar por la autenticidad, vale la pena.

Oficina Virtual Hoy tiene un equipo de trabajo que te ayudará a desarrollar con éxito tu negocio en Internet.  Contáctalo a través del siguiente formulario.

Susana Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>