¿Vender, suena mal en Internet?

Siempre he leído mucho, no imagino mi vida sin libros. Y no sólo libros, sino todo lo que me lleve a informarme, a actualizar mis conocimientos y  a estar enterada de los últimos hechos de este mundo en el que vivo. Cuando algún suceso  o actitud de esta sociedad despierta mi interés, aún más me empeño en documentarme y en conseguir la mayor información al respecto. Tengo una gran curiosidad, y en la misma medida, me gusta poder compartir las conclusiones a las que arribo sobre mis investigaciones.

vender-en-internet

La palabra vender ¿suena mal en Internet?

Hace tiempo que vengo observando la actitud que se está generando en ciertas  personas a partir del momento en que las redes sociales y las nuevas tecnologías en general, nos han permitido aventurarnos en el mundo del emprendimiento. En realidad, quisiera  subrayar, que más que por una  propia decisión, ha sido por las circunstancias de crisis económica en que se encuentran, hace ya varios años,  los países del mundo en que vivimos. Sí, aunque nos resulte molesto reconocerlo, “el empujoncito” para convertirnos en emprendedores nos lo han dado los gobiernos y las empresas que no tienen suficiente capital para crear empleo.

Y así es, como venía diciendo, que navegamos en la Red “para buscarnos la vida”.

Retomo la temática central a la que quiero referirme hoy. He leído muchos artículos publicados  en diferentes blogs, en páginas web y en general contenidos publicados en Internet.  En muchos de ellos, se habla de “crear o potenciar tu  marca personal”. Es más, la mayoría hace mención a ello, casi es un clásico. ¿Para qué nos preocupamos tanto en crear y potenciar una marca personal si no es para vender?

Lo llamativo es, al menos para mí, que entre la gran cantidad de personas que están buscando su propio negocio en la Red, hay un grupo que se resiste a mencionar que lo que hacen es vender un servicio y por lo tanto, ese es su negocio. Cuando se inicia cualquier tipo de emprendimiento, se hace con la intención de tener éxito, y el objetivo final de cualquier negocio es obtener dinero, con él podremos mejorar nuestro servicio, actualizarlo y ampliarlo. Sin él no podríamos cubrir nuestros gastos, ni pagar salarios en caso de tener empleados, ni pagar el hosting, la luz, los equipos informáticos, el combustible, el transporte, el alquiler, el teléfono, y demás servicios. Y por otro lado, se deben controlar los ingresos y los gastos para generar beneficios. Gracias a los beneficios se podrá mejorar el producto.

Además, el uso constante del marketing muestra el gran interés de todos, inclusive de los que forman parte del grupo que he mencionado,  de conocer las necesidades y aspiraciones del público objetivo para hacerle llegar mensajes convincentes acerca del producto que venden. Sería imposible manejarse de otra manera, teniendo  en cuenta la gran competencia actual en este medio.

A nuestro grupo en cuestión, la palabra cliente no le resulta muy convincente, se inclina más a utilizar términos que no impliquen la idea de venta. Hace unos meses, entre los comentarios que dejaron algunos lectores en uno de mis posts, relacionado con este tema del emprendimiento en la Red, uno de ellos me aclaró que él no pretendía vender a través de su blog, sino que quería conseguir empleo. Me pregunto ¿acaso cuando nos contratan no estamos realizando un negocio en donde buscamos ganar dinero? Si finalmente este lector ha conseguido un empleo, ¿lo habrá aceptado sin recibir un salario?

Si nuestro objetivo no es ganar dinero en Internet, ¿por qué incorporamos publicidad On-line en nuestra página web?

Nuestra sociedad ha cambiado mucho la antigua  modalidad laboral. En la medida en que aprendamos a convertirnos en emprendedores con habilidades, conocimientos y herramientas adecuadas, y por otro lado, a familiarizarnos con la nueva terminología que este cambio nos exige, podremos llevar a cabo con más confianza y claridad nuestras actividades de negocio.

Si te interesa recibir información sobre temas referentes a emprendimiento, completa con tus datos el formulario de contacto.

Susana Fernández Capittini. Asistente virtual certificada

 

 

 

Si la información ha sido de tu agrado, compártela con tus contactos.

Deja un comentario

Puede usar estos HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>